viernes, 25 de marzo de 2011

El gobierno ultima un plan 2000E para los eléctricos

Pues si, amigos. Parece ser que la continuación al Movele va por aquí:

Fuente: http://www.expansion.com/2011/03/24/empresas/auto-industria/1301005698.html?a=fff9fe24c66c1b0e10780eb0913b7521&t=1301041342



El Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero ultima una propuesta muy parecida al Plan 2000E para fomentar la venta de automóviles. Sin embargo, esta vez los beneficiarios de las ayudas serán exclusivamente los futuros propietarios de vehículos eléctricos.
Según el borrador del proyecto de ley al que ha tenido acceso EXPANSIÓN, y que será presentado previsiblemente en uno de los próximos Consejos de Ministros, el titular de Industria, Miguel Sebastián, lanzará subvenciones directas para los ciudadanos que compren coches ecológicos que oscilarán entre los 2.000 y los 6.000 euros.
El plan obligará a desembolsar una cantidad nada desdeñable de fondos públicos. Sólo en 2011, el Estado destinará 72 millones de euros. No obstante, entre este año y el próximo el informe económico del proyecto estima que se movilizarán 582 millones, una cifra llamativa en un momento en el que cada euro es importante para reducir el déficit de las arcas públicas.
El borrador prevé que se subvencionarán durante este año 20.000 vehículos. La ayuda media asciende a 3.600 euros, según los cálculos de la Dirección General de Industria. Éste será sólo un pequeño paso para conseguir el objetivo de Ejecutivo: que el parque de automóviles español dependa menos del petróleo, especialmente cuando el coste de esta materia prima sigue estando en la encrucijada por culpa de la guerra de Libia y de las revueltas en el mundo árabe.
Lo cierto es que sólo mediante subvenciones será poco factible lograr el objetivo oficial, que en el año 2014 haya 250.000 vehículos eléctricos en todo el país. Es decir, un 1% del conjunto del parque automovilístico, que en 2008 era de 25 millones. En el horizonte 2020 diversos estudios calculan, según el Gobierno, que habrá un parque de 1,5 millones de vehículos eléctricos nuevos (entendiendo como tales aquellos cuya energía de propulsión procede total o parcialmente de la electricidad de sus baterías, cargadas a través de la red eléctrica). Se pretende que en menos de 10 años estos automóviles tengan el 26% de la cuota de mercado.
Más papeleo
Pero no todo serán ventajas. Según la memoria económica, el plan provocará un aumento de la burocracia, que tendrá un coste estimado para la economía de 740.000 euros (100.000 por las solicitudes electrónicas y 640.000 euros por la presentación electrónica de documentos).
Al contrario de lo que ocurría en medidas parecidas, el nuevo plan de Industria se financiará con fondos de los Presupuestos Generales del Estado y no con el de las comunidades autónomas. Sin embargo, el objetivo no es el mismo: el Plan 2000E pretendía paliar el duro golpe que habían sufrido los fabricantes y los vendedores de vehículos por la crisis y la nueva medida pretende impulsar el coche eléctrico, que todavía tiene un papel muy residual.
Estrategia
Esta iniciativa se enmarca dentro de un Plan de Acción más amplio con 15 ejes: cuatro de estímulo a la demanda; tres de industrialización e I+D; cuatro de infraestructuras y gestión de la demanda, y cuatro de tipo transversal.
Las empresas también se beneficiarán de las ayudas: las furgonetas eléctricas se podrán beneficiar de ayudas de 5.700 euros; los microbuses eléctricos y los furgones de 15.000 euros; y los autobuses de 30.000 euros. Como máximo, una empresa podrá beneficiarse de subvenciones de hasta 200.000 euros en su flota de vehículos.
Administraciones subvencionadas
Los particulares no son los únicos beneficiarios de las ayudas al coche eléctrico. En este caso, el sector público también se dará subvenciones a sí mismo. Según el proyecto al que ha tenido acceso este periódico, se podrán adherir al plan del Gobierno para fomentar el coche eléctrico las empresas, los autónomos y “las administraciones públicas y las sociedades o entidades que tengan consideración de carácter público estatal, autonómico o local”. Además, la cuantía de la subvención estará limitada a un porcentaje del precio neto antes de impuestos que conste en la factura, que variará dependiendo de cuál sea el modelo del vehículo que se bonifica.
El reparto de las ayudas
El Ministerio de Industria estima que las motocicletas serán subvencionadas con 1.200 euros; los cuadriciclos con 2.400 y los turismos con 5.800. El análisis del impacto que ha realizado el Ministerio de Sebastián es bastante optimista: consideran que las medidas favorecerán la reducción de la dependencia energética, las emisiones de gases efecto invernadero, el ahorro energético y el desarrollo de las energías renovables.
Asimismo, considera que habrá un impacto positivo porque se favorecerá la innovación industrial en materia de energías renovables, el ahorro y la eficiencia energética, su producción a escala industrial y su introducción en el mercado.

4 comentarios:

xoan.ninguen dijo...

Sean bienvenidas todas las acciones que se adopten en favor de la mejora del parque móvil y especialmente lo que conlleve el tema eléctrico. Ahora bien:
- Me temo que me están vendiendo motos, como ya ha ocurrido en ocasiones anteriores. Y siendo cínico, concretaría que 20.000 motos.
- Sigue sin entrar a la base del problema. En este país no hay desarrollo tecnológico relacionado con el sector. Sospecho que las pasaremos canutas el día de mañana con el asunto de patentes. Me hace gracia que aquí todo el I+D(+i) de las empresas (las grandes) vayan a desarrollos de puntos de carga... vergüenza les debería dar.
- Respecto a su "desarrollo de las energías alternativas", sigue negándose a regular el tema de la microgeneración. Nos sablearán los concesionarios y nos sablearán las eléctricas. Gracias Sebastián, te quiero mucho.
- El asunto de las conversiones en este país ni se va a oler. Niega de raíz la posibilidad de modificaciones en los vehículos que no sean autorizados por el fabricante, lo que puede parecer lógico, pero quizá nos iría mejor si se regulase y concretase qué clase de requisitos técnicos se exigirían para autorizar homologaciones, y no la cerrazón que hay hoy en día. Hay colores entre un "NO, porque no me da la real gana de legislarlo" y un "Los requisitos son 'estos'. ¿Cumples técnicamente?, OK, ¿No?... vuelve a empezar". Lo siento mucho por la ingeniería de este país... seguirán viéndolas venir. Tengo envidia de otros países (U.K, USA,... Portugal -manda huevos-, China) y un hastío por lo que hacen aquí. Mucho me defrauda este Ministro de Industria y su Ministerio en general.

Que sean los particulares los que tengan que batirse el cobre es demencial. Luis, mucha suerte, que no decaiga el ánimo.

Anónimo dijo...

Siempre será más ecológico reconvertir un vehículo a eléctrico que comprar uno nuevo, además de promover nuevos negocios que se dediquen a estas reconversiones. Necesitamos otros governantes con más sentido común.

ZEVNA dijo...

Muy buenas!

Afortunadamente, la ley, con respecto a las conversiones, está clara y es posible. En principio es la misma que para toda Europa, lo único que pasa es que cada estado la interpreta a su manera.

Desde aquí os puedo decir que "la ley" o "las instituciones", hasta el momento, me ha apoyado en los proyectos presentados. Hay normativa que cumplir y ensayos que realizar, de manera que se pueda garantizar la seguridad del vehículo reconvertido para el usuario y para el resto de conductores, al igual que cualquier otro vehículo. Es lógico y razonable. Caro? Seguro que si, pero "estamos trabajando en ello".

Saludos,

Luis

WWW.INFOCONTINENTAL.COM dijo...

WWW.INFOCONTINENTAL.COM

Gracias por compartir este post, estaría bien poder llegar a más personas para poder transmitir lo dicho aqui, te deseo suerte con tu blog.

Un saludo!!

Publicar un comentario en la entrada